Huesos y Articulaciones




SQUALO


Complemento de la dieta a base de cartílago de tiburón, uno de los alimentos más completos para mantener en forma las articulaciones y favorecer la soltura y bienestar en sus movimientos diarios.

Ingredientes: 100% Cartílago de tiburón

Presentación: Bote de 350 g y Frasco de 100 cápsulas.

SILICIO


 
Contrariamente a lo que se creía en otros tiempos, el silicio es uno de los doce elementos más importantes en la composición de un organismo. El silicio, incluso en estado de trazas, juega un importante rol biológico y está considerado como un elemento esencial para la vida.

Es necesario para un crecimiento normal en la mayoria de las especies como así también por su función de catalizador y por su aporte energético.

Estudios muy recientes sobre el feto humano han demostrado que éste es muy rico en silicio, y que esta reserva es la que producirá la formación de huesos y todos los tejidos de sostén.

Está presente principalmente en los huesos, los tejidos vasculares, el bazo, los tendones, los músculos, las glándulas suprarrenales, el páncreas, el hígado, los riñones, el corazón, la tiroides, el timo.

El elemento silicio decrece con la edad de los tejidos (piel, arterias, timo), suele alcanzar valores superiores al 80 % de decrecimiento entre la madurez sexual y el fin de la vida.

Naturalmente, el silicio presente se aparece esencialmente bajo formas no solubles y poco asimilables.
Por otro lado, incluso bajo formas solubles, el silicio es poco estable: tiene una gran tendencia a polimerizar rápidamente.

En 1993, Ivan Coste continuó las investigaciones de Norbert Duffaut y a fi nales de 1997, una nueva generación de silicio fue puesta en el mercado: el concepto Organic Silicium bio-activated TM acababa de nacer.

Esta molécula, activa y muy rica en electrones disponibles, garantizaba una calidad de silicio nunca igualada. A partir de entonces, las formulaciones DexSil no han dejado de mejorar. 


Le saviez-vous?

La sangre humana contiene cerca de 10 mg por litro (la décima parte del calcio). El organismo contiene más menos 7 g, más que de hierro (de 3 a 3,5 g), mucho más que de cobre (de 100 a 150 mg), aún más que de cobalto, de niquel, de zinc,...

No obstante, ciertos alimentos de nuestros antepasados han desaparecido totalmente de nuestras dietas modernas, sobretodo las vísceras, la piel, los tendones, los cartílagos, ciertos tipos de pescados y las plantas fibrosas.

Contrariamente el régimen medico actual, estos alimentos eran muy ricos en silicio.